Recuerdo que comencé este negocio porque quería:

💫 Libertad de tiempo
💫Trabajar unas cuatro horas al día.
💫Tener varios proyectos a la vez que no dependieran de estar solo mostrándome ante una cámara.

En resumen, quería construir un Negocio que sí pudieran heredar mis hijos, claro, si ellos quisieran esto.

Sin embargo, me alejé por completo de ese objetivo y comencé, sin darme cuenta, a INTOXICAR MI NEGOCIO.

¿CÓMO LO INTOXIQUÉ?

Pues simple, me dejé llevar por los sueños de otros y no por los míos y me llené de creencias que no eran ciertas.

Te pongo en contexto, comencé este negocio, los ICOMMERCE CON i, con un infoproducto de 5 usd, que era por cierto un ebook, sin tener la mínima idea de cómo venderlo en Internet. Sin embargo,  se vendía y lograba  muy buenos números en ventas, según recuerdo.

Después empecé a escuchar que no había que vender este tipo de infoproductos porque no te haría millonaria y comencé una lucha incansable de recorrer un camino que no era el mío, ni se acercaba a lo que yo deseaba como negocio ( es que no sabía como cumplir mis propias metas )

Verás, a mí me encanta escribir, contar historias es lo que más disfruto, pero un día escuché que los blogs iban a morir y adivina qué hacía en ese entonces, sí, escribir un blog.

¿Y sabes qué hice? dejé de escribir.

Durante ese tiempo nunca me sentí yo, porque ahora que lo analizo en ese entonces vendía mis descargables de 5 usd y mis cursos de hasta 100 usd sin pagar un solo dólar en publicidad, porque todo llegaba GRACIAS A MI BLOG.

A pesar de eso lo dejé, y si veo hacia atrás hasta lo agradezco, porque de lo contrario no estaría hoy escribiendo esto con un negocio que tiene la personalidad que yo deseo que tenga.

Siento que cuando trabajamos como Mentor, a veces también intoxicamos, sin quererlo, a nuestros clientes, porque nos empeñamos en que sigan nuestro plan cuando ellos tienen una meta que no necesariamente necesita el camino que hemos trazado.

Pensando en estas palabras, que llevaba tiempo queriendo compartirte, me gustaría que respondieras esta pregunta con total honestidad y de mi parte no habrá un juicio a tu respuesta:

Si pudieras ver tu negocio como una persona, ésta sería:  ¿FELIZ o TRISTE?

Te leo en los comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

Aceptar